sábado, 19 de septiembre de 2015

Mi experiencia con ozonoterapia + presoterapia

Hola chicas, ¿como están? Espero que re disfrutando el finde :D


No sé si recuerdan el sorteo que Aninka hizo por un voucher para un tratamiento en el Centro de medicina especializada en salud física y estética CRENYF, y que tuve la suerte de ganar. Esta semana terminé mis sesiones y se me ocurrió escribir al respecto, ya que quizás a alguien le interesaba saber cómo son estos tratamientos.


El premio consistía en 3 sesiones de Corpus Fitness (así se llama la rutina de ejercicios/ozono/aparatología) y un Flow Facial que se trata de una exfoliación con punta de diamante + peeling + máscara nutritiva + oxigenoterapia + máscara anti-age. Me tentaba mucho eso de la ozonoterapia, que las famosas siempre alaban, y por eso participé. ¡La sorpresa que me dió haber ganado! Llamé, y coordiné los turnos.

Primero fui a hacerme el flow facial. No fue muy distinto al tratamiento que me hacía tiempo antes con una dermatóloga. Dura aproximadamente una hora, después de la que la piel queda limpia y como nueva. Si nunca se hicieron un peeling, tengan en cuenta que por unos días van a "pelarse" un poquito, ya que la piel se renueva. No es doloroso ni molesto, pero tenganlo en cuenta que si tienen algún evento, deberían hacerse este tratamiento por lo menos una semana antes. 

Después fui a mis tres sesiones de Corpus Fitness: consistían en una rutina de ejercicios (con Cony)+ la ozonoterapia el primer día, la "bota" el segundo, y la ozonoterapia otra vez el tercero.

La rutina de ejercicios es bastante intensa, sobre todo para mí que hace siglos que no hago gimnasia, y estoy re fuera de estado. Seguramente era graciosa la imagen de mi al lado de Cony -re diosa, rubia, con un super cuerpo, equipo de gym re trendy, impecable y que no se cansaba- mientras yo estaba con la lengua afuera. El segundo día compartí la rutina de ejercicios con otra chica asistente asidua de CRENYF, también re diosa, delgada, con todo firme y en super estado, lo que me da la pauta de que estos tratamientos realmente funcionan. Pero claro, hay que ser constante -como todo en la vida-, lujo que no me puedo dar con lo corta de tiempos que estoy -entre la facultad, las clases de francés, el trabajo, las filmaciones, mi emprendimiento, y mi (escasa) vida social-. No voy a mentir, después de 3 sesiones no noto diferencias, pero probablemente 3 sesiones no son suficientes, sumado que las hice bastante espaciadas -una sola por semana, lo único que me permitía mi agenda- y no hice dieta ni otros ejercicios mientras tanto. Pero me saqué las ganas de probar las máquinas, que me daban mucha curiosidad:

- la cámara de ozonoterapia: el cuerpo queda dentro de la cámara y la cabeza afuera. ¿Para qué sirve? "Tiene una acción anti-inflamatoria, revitalizante de la piel, antioxidante del organismo y activador de la circulación sanguínea: todo a favor de mantener o recuperar la deseada juventud." La verdad es que no tengo piel opaca, ni "envejecida", ¡tengo 26 años! pero este tratamiento es muy relajante: la cabina es muy cómoda, y se sienten pequeñas "corrientes" de aire caliente/tibio desde distintas direcciones.


-foto que busqué el Google, para que vean como es la máquina-


- la bota de presoterapia: se introducen las piernas y glúteos (hasta la cintura) en una especie de pantalones que "que utilizan la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Con presoterapia trataremos edemas, celulitis, várices y problemas circulatorios de distinta índole." La bota va presionando suavemente, por intervalos, en distintas partes de las piernas. Se siente como un masaje.


- era igual, pero en azul -

Esa fue mi experiencia. La verdad es que en un futuro cercano -cuando me reciba y tenga más tiempo libre- me gustaría hacer algo como esto, sobre todo porque con los años el metabolismo y el cuerpo cambian, y una tiene que dedicarle más tiempo y esfuerzo para estar bien, tanto de salud como de estética.  Me quedé con ganas de probar los electrodos, que también tienen en la clínica, y estimulan los músculos mediante pequeños impulsos eléctricos, ejercitándolos. Sirven para mejorar el tono muscular (o sea, eliminar la flacidez). 





Sobre CRENYF
- Lo que más me gustó del lugar es la atención. Todos son muy agradables y te hacen sentir bienvenida, todos realmente, desde las recepcionistas hasta la chica que mantiene impecable el lugar.
- Otro de los puntos a favor de este establecimiento es eso mismo: es un lugar enorme -tiene tres plantas-, luminoso -tiene grandes ventanales que dan al frente y proveen de luz natural a todo el centro-, e impoluto: todo está impecable todo el tiempo: es el sueño de alguien detallista.
- Están en los detalles: en los vestidores y duchas hay distintos tipos de peines, secador de pelo, shampoo, acondicionador, jabón,  desodorante en aerosol, toallas, batas, pantuflas, y hasta algodones para desmaquillarse. Ni agua tenemos que llevar, en el gimnasio hay para servirse, en copas con identificadores de colores. La verdad, un lujo.

¿Uds. alguna vez hicieron algún tratamiento así? =)

lunes, 14 de septiembre de 2015

La moda de los "Nails Bar"

Hola chicas! Como están empezando la semana? Espero que de diez! :D

Hace unas semanas ya, buscando lugares para visitar en mi viaje a NY a fin de año, encontré un lugar que tiene una propuesta que me re interesó! Es un bar donde pagás 10 dólares por un martini + una manicura. Obvio que enseguida lo puse en mi to-do list! Y pensé "qué bueno estaría que existiera algo así acá en Buenos Aires..." y poco después me encontré con que había acá algo similar, y decidí ir.

No, no es exactamente como el Martinis & Manicures, pero es un propuesta tentadora también. Acá no es un bar en el que podés hacerte las manos, sino un centro de belleza de manos y pies, con una barra. Pero también está bueno! Me parece una idea genial para ir con amigas -sola no tanto- después del trabajo, tomarse algo y quedar divina. Yo fui con mi mejor amiga, a hacernos los pies, un miércoles a las 7 de la tarde. Aprovechamos y probamos el "gel color" de OPI (unos esmaltes especiales que se "fijan" con lámpara, como el esmaltado semipermanente) y que llevo en los pies, impecable, desde hace tres semanas. Seguramente en las manos dura menos, ya que están mas expuestas que los pies, pero de todas maneras debe valer la pena. 

El lugar se llama "The Nails Bar", y está en Puerto Madero, de lunes a viernes de 10 a 20hs, lo cual lo hace perfecto para una salida "after office" con amigas.


[aclaro: no es un post sponsoreado, simplemente encontré el lugar en internet
 y quise ir. No sé si hay otros lugares con una propuesta similar acá en Capital,
si conocen cuentenme en los comentarios! Me encantaría ir!]



Tienen una barra con tragos en los que predomina el Campari. 
Las que prefieran algo sin alcohol, pueden optar por un café =)


En estos asientos super cómodos te hacen los pies.
La verdad es que me re gustaron.


OPIs, OPIs everywhere!

¿Conocen otros lugares como éstos? ¿Probaron el color gel de OPI? ^.^

martes, 1 de septiembre de 2015

Lo que nos dejó el BAF week + Falabella Fashion Editorial Show

Hola chicas! Como están promediando la semana? Espero que de diez!

La verdad es que este post debería haber salido hace bastante -el 12 de agosto, cuando volví del BAF, empecé a escribir al respecto, pero estuve tan ocupada que ni siquiera tuve tiempo de redondear el post y publicarlo- y bueno, hoy, finalmente, sale a la luz (?).

En el post anterior, sobre el desfile de Ramírez en el BAF week, dije que iba a dedicar un post especialmente a hablar de la organización y los cambios de esta edición del BAF, por tanto no quería dejar pasar la oportunidad.

Sobre la impuntualidad de los desfiles
¿Hace cuantos años que tenemos nuestra edición de la semana de la moda? Muchos, y siempre en el mismo lugar, por tanto no puedo entender que los desfiles empiecen una hora tarde, ya deberían tener "aceitado" todo el proceso. Tanto para el de Ramírez como en el de Falabella tuve que esperar como una hora extra, lo cual no me parece aceptable en un evento de tal magnitud. Y no fue solo problema de estos dos desfiles, he leído y escuchado que el problema ocurrió en todos, minutos más minutos menos. A ver gente del BAF si se ponen las pilas...

Sobre el desfile de Ramírez ya hablé (me encantó) y sobre el de Falabella -que se autodenominaba "fashion editorial show"- no tengo mucho que decir: fueron 15 minutos de prendas stándard desfiladas de la forma tradicional. El "fashion editorial show" nos lo quedaron debiendo, no había ningún tipo de puesta.

"¡Pero el sombrero es nuevo!"



Sobre los showrooms
El año anterior me parecieron mas interesantes porque tenían cierto diseño -en sus "locales"- y había algunas marcas que ofrecían descuentos en sus prendas: por ej., Jesús Fernández tenía su perchero "outlet" en el que tuve varios hallazgos. Esta vez, eran cuadrados de durlock blanco con prendas inusables y con sobreprecio.

Sobre las acreditaciones
Me parece un cambio positivo que ya no haya que comprar una entrada, al fin y al cabo no le veo la gracia a pagar para ingresar a un espacio donde todo es publicidad: que el evento lo costeen las marcas auspiciantes me parece lo más justo. La verdad es que siempre fui con invitaciones -de revistas, de amigas, de Natura- y la única vez que tuve que pagar -porque me olvidé la invitación- me sentí estafada. Eso sí, no pusieron suficientes recepcionistas, ni tuvieron gente contestando consultas a tiempo vía redes sociales. Además, tuvieron problemas con los envíos de comprobantes/entradas.

Sobre las atracciones/ puestos publicitarios/ los sponsors
Me parecieron bastante pobres. Al respecto quiero hacer comentarios sobre tres de las "modalidades" de auspicio:

- el auspicio que se nombraba como tal en los videos previos a los desfiles: "entremujeres" (una página de Clarín, pseudo revista Ohlalá, pero peor: no solo tiene malos contenidos, el diseño también es lamentable), "mercadolibre" -hablo de esto más abajo-, "theboutiquenet" con el "Pocho" Lavezzi como cara visible... todo me dió a grasa, berreta. Estamos a años luz de semanas de la moda como la de París, la de Milán, la de NY, incluso la de San Pablo. Y no por falta de talento de -algunos de- nuestros diseñadores locales.

- los stands de marcas del rubro: el de Watch, por ejemplo, era el más grande, y si la cara de nuestra semana de la moda es un reloj de plástico sumergible, creo que no hay más nada para decir. El de Mercadolibre -si bien soy usuaria asidua de la plataforma- me pareció fuera de lugar, y sobre todo, mersa: no ayudaba que las prendas estuvieran exhibidas pobremente, torcidas, con las etiquetas caídas en el piso. Además, mercadolibre no es un referente de moda bajo ningún posible punto de vista. También había un stand de lentes de contacto de color (!), cuya publicidad también se pasaba antes de los desfiles, no una publicidad hecha acá, sino en Colombia o Venezuela, y, para variar, también me pareció fuera de lugar, y mersa (¿hay algo más grasa y tercermundista que la moda de los lentes de contacto de colores? No lo creo). Me gustaron el de Natura -si bien es "chico" para la cantidad de agente que asiste al evento- y el de Coca Cola, que estaba presentando su marca de calzados.

- los stands de empresas ajenas al rubro: por ej., Santander Río. Recibí en el mail una invitación a pasar por "el exclusivo" rincón del banco. La organización era mala, si bien las chicas -demasiadas pocas para el caudal de asistentes- le ponían buena onda. El "bar" solo tenía Coca Cola y dos licores... 

En fin. Solo queda esperar que el evento sea mejor en las próximas ediciones.

Y para cerrar el post, quiero dejarles este video, que probablemente muchas ya vieron, y me pareció muy interesante, no solo por lo prolijo y bien realizado que está, y por lo lúdico de las poses y gestos de la modelo; sino porque creo que nos permite reflexionar brevemente sobre el curso de la moda -en Occidente, obvio-:


[pueden ver la versión masculina haciendo click acá]


¿Uds. qué opinan de las "tendencias" o de la "moda" en general?